miƩrcoles, febrero 11, 2009

El agitar de tus alas

No pienses nada... No pronuncies palabras...
sólo bésame como si fuera la primera y última vez
como si el vuelo de un ángel
dejara en mis labios la huella de su paso
cierra tus ojos y elévate
déjate llevar por el momento, el amor y el deseo...
abandonándote... Libérate...

No permitas que nada distraiga tus sentidos
y vuela con tus alas llevándome contigo al cielo
envolviéndome con tu pasión...
tú y yo somos dos esencias que
como el humo del incienso y de las velas
nos desvanecemos en el aire imprecándolo de aroma y deseo...

Tus manos serán tus alas
que se agitarán sobre las olas de mi mar
haciendo del momento un huracán
cuando aterrices en mi cuerpo,
y después de elevarnos los dos
más allá de la vida misma
regresaremos y abrazados nos dormiremos
repitiendo al amanecer
el agitar de tus alas en mi cuerpo.